Cuestionario: José Pablo García


En esta ocasión nos colamos en la rutina del dibujante de cómics José Pablo García. Si googleáis su nombre encontraréis que la lista de publicaciones y galardones de este joven malagueño es extensa de sobra como parar rellenar bocadillos y montar una buena merienda-cena. Entre sus obras más recientes cabe destacar las adaptaciones a cómic de La Guerra Civil española (Debate, 2016), La muerte de Guernica (Debate, 2017) o Soldados de Salamina (Reservoir Books, 2019). Le damos las gracias por habernos hecho un huequito entre viñeta y viñeta para contestar a nuestras preguntas y conocerlo así un poco mejor.

¿Cuándo creaste tu primer cómic?

Con seis años, después de recibir por Reyes un Súper Humor en casa de mi abuela. Recuerdo que me costó familiarizarme con el lenguaje del medio, las onomatopeyas y demás, pero en cuanto entendí de qué iba el tema quise imitarlo. Como mi caligrafía no era muy buena, los textos los escribía con la Olivetti de mi padre. Y así fui creando unas revistillas que fotocopiaba y trataba de vender a la familia y en el colegio.


¿Cuáles dirías que son tus referentes en el cómic?

Suelo citar a autores como Max, Yves Chaland o Daniel Clowes, que fueron los que me impulsaron a seguir haciendo cómics a los veinte años, después de pasar un tiempo alejado del medio. Pero hay otros que me gustan tanto como ellos. Por decir alguno, el belga Olivier Schrauwen me parece algo descomunal. Leí hace poco Guy, retrato de un bebedor y, sin tratarse de su mejor obra, tuve un stendhalazo. No entiendo cómo se puede dibujar así. 


¿Qué es lo que hace decantarte a la hora de escoger una lectura u otra?

Hay autores que me interesan siempre, como Albert Monteys o Jaime Hernandez. En cuanto veo que sacan novedad, ya sé que la compra es impepinable. Otras veces lo hago guiado por las reseñas y las listas de críticos, y rara vez por impulso, sin tener ninguna referencia. Intento estar un poco al tanto de lo que sale, y también soy de buscar antiguallas en librerías de segunda mano y bibliotecas.


¿Qué cómic no prestarías nunca por miedo a perderlo?

Los que van ligados a recuerdos de la infancia, supongo. El resto son sustituibles y me dan un poco lo mismo. No suelo prestar libros, y si lo hago asumo que puedo perderlos. Y debería perder unos cuantos, porque no me queda mucho espacio.


¿Con qué parte del proceso creativo disfrutas más?

Buscando la forma de narrar algo, dar con el tono, el ritmo y la puesta en página. Dibujar, entintar y colorear lo disfruto también, claro, pero puede convertirse en una fase desesperante si se me acaba enquistando el tebeo, cosa que ocurre a menudo.


Si fueses un personaje de ficción, ¿cuál te gustaría ser?

Me gustaría vivir en el mundo de las aventuras de Philémon, de Fred.


¿Cuál es tu momento preferido del día para crear? ¿Tienes alguna manía o sigues algún ritual a la hora de ponerte a trabajar? 

Odio madrugar, pero por la mañana suelo estar más centrado y acabo agradeciéndolo. A medida que avanza el día me voy dispersando y enredando con chorradas. Solo trabajo de noche cuando me pilla el toro, pero puede llegar a ser agradable a esas horas, con ese silencio. En cuanto a rituales, no sé si escuchar podcasts y ponerme hasta arriba de infusiones puede considerarse como tal.


Sabemos que eres un gran cinéfilo ¿Tienes alguna película que nunca te cansarías de ver?

De adolescente estuve obsesionado con Plácido, de Berlanga, y he podido verla unas cincuenta veces. Me suliveya.


Tu vena más rara quizás te salga en tu cuenta en Twitter de Palindrotiras. ¿Cómo comenzó esta aventura? ¿Cuál es la palindrotira de la que te sientes más orgulloso?

Los palíndromos me han llamado la atención siempre, y pasé varios años dándole vueltas a la idea de hacer humor gráfico con ellos. Antes de abrir esa cuenta ya había dibujado una historieta palindrómica de tres páginas, ¿Amar dará honor a varón o hará drama?, y publicado las primeras palindrotiras en la revista web La Croqueta. Con el tiempo fui cambiando el dibujo por la fotografía, lo que me permitió trabajar más rápido, tratar temas de actualidad y ser más inmediato. Suelo mirar qué es tendencia en Twitter, busco la palabra clave que me permita desarrollar el palíndromo, y en pocos minutos confecciono la tira.

A lo largo del tiempo he ido abriendo paso a colaboraciones de otros aficionados, y he de destacar la descacharrante labor del cántabro Raúl Ortiz Fernández (ROF), que en este último año se ha convertido en un habitual. 

No sabría decir a estas alturas cuál de las mías es mi preferida, así que elegiré esta, que es reciente y está dibujada. 

https://twitter.com/palindrotiras/status/1354037716925747202?s=20

También compuse unas canciones reversibles a partir de estos palíndromos, que se emitieron en el programa "La flaneadora" de M21 Radio. Están recogidas todas aquí:

https://palindrotiras.bandcamp.com/album/palindros-nico


Ya que sale el tema, háblanos de tu faceta como músico.

Nunca me he atrevido a considerarme como tal, pero grabar y mezclar pistas es lo que más me divierte. Empecé a hacerlo antes incluso de saber tocar ningún instrumento, componiendo de forma muy rudimentaria con MIDI. Después aprendí a tocar el bajo y la guitarra, y escribí unas cuantas canciones con mi hermano Alfonso para Isbert, el grupo que formamos y en el que yo también cantaba. He vuelto a grabar recientemente parte de nuestro repertorio, junto a otros temas nuevos, bajo el nombre de Padrino Búfalo (la próxima formación que tendremos, si es que volvemos algún día):  https://elpadrinobufalo.bandcamp.com/releases.

Y viniéndome arriba, monté hace tiempo estos dos videoclips:

 

El 2 de Mayo (Reino de Cordelia, 2020) es la última creación de José Pablo García. Esta adaptación a cómic del tercero de los Episodios Nacionales de Benito Pérez Galdós llegó a las librerías el pasado otoño, conmemorando así el centenario del fallecimiento del autor canario. Es la segunda vez que autor y editorial coinciden, en la primera ocasión José Pablo lanzaba al mundo una singular biografía hecha tebeo sobre el cantante Joselito, bajo el título Las aventuras de Joselito.



Entradas populares de este blog

Cuestionario: Adriana Schlittler Kausch

Cuestionario: Isabel Bono

Cuestionario: Daniel Díaz Godoy